Archivo de la etiqueta: reivindicación

Sant Jordi en Altafulla

Este pasado Sant Jordi me invitaron los amigos de Alternativa Altafulla para firmar unas cuantas dedicatorias del Yes we camp! (podéis descargarlo aquí los que no lo hayáis hecho todavía) Mientras se vendían los tebeos, aproveché para calentar el pincel con algunos bocetillos. Están poco reflexionados, qué remedio, pero aún así hay algunos que no están mal del todo. Como se me pasó el #12M15M sin postear, sirvan estos dibujos para solventar eso.

Pixar: It Gets Better

Pixar es una compañía que me sorprende más cuantas más cosas sé de ella. No solamente tienen la rarísima virtud de priorizar el guión sobre cualquier otro aspecto de sus películas, sino que se atreven a mojarse en temas polémicos para cualquier gran empresa, pero inauditos tratándose de una compañía dedicada al entretenimiento familiar, que para más inri forma parte del complejo Disney (como decía el Dr. Repronto, paradigma de la corrección política y el miedo a la demanda millonaria). No sé si el vídeo está respaldado por la dirección o no (asumo que sí), pero en cualquier caso es emocionante.

Al parecer, en Estados Unidos se han dado bastantes casos de niños acosados por su entorno por ser o parecer homosexuales. A finales de 2010 esto desencadenó una campaña bastante masiva de apoyo a los jóvenes que pudieran estar pasando por esta situación, contando con multitud de mensajes grabados por famosos, personajes de series de televisión, y también por empleados de otras grandes empresas. Estos últimos, como el que habéis visto arriba, son los más interesantes, por sinceros: al margen del interés publicitario de las empresas para las que trabajan, están hechos por gente anónima que habla desde su experiencia, y eso es lo que los hace tan intensos y permite conectar con lo que están diciendo.

Creo que es común a determinadas edades una cierta desesperación por encajar. Cualquiera que mire a su infancia puede encontrar, seguro, momentos en los que se sintiera marginado o despreciado, o hiciera cosas ridículas para obtener el respeto o la admiración de sus compañeros. Por supuesto, cuanto más raro parezcas, más vulnerable eres al aislamiento e incluso a la depresión. Aunque puedan parecer algo ñoñas, estas iniciativas divulgativas son de agradecer. Es importante para cualquiera saber que no somos los primeros ni los últimos en sufrir algo, que casi nunca estamos solos. También me parece reconfortante: todos somos humanos.